lunes, 30 de diciembre de 2013

                                     EL PROGRESO

Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros o ir por el buen camino.

El hombre razonable se adapta al mundo; el irrazonable intenta adaptar el mundo a sí mismo. Así pues, el progreso depende del hombre irrazonable.

El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre las ha hecho

Me enseñaron que el camino del progreso no es ni rápido ni fácil.
Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos.
Publicar un comentario