miércoles, 10 de octubre de 2012


Desde el comienzo de la crisis los españoles somos "titulados" en  tolerancia, civismo, y obediencia. Desde que vivimos en 
democracia por primera vez andamos por caminos ya recorridos conviviendo con el engaño, en el desierto de aquellos brotes verdes, y buscando aquellas lucecitas que nos dijeron del final del túnel pero nó nos dijeron el peaje ni la distancia del túnel. Aceptamos perder calidad de vida y derechos conseguidos. Aceptamos que nuestros hijos emigren como emigraron nuestros padres y nuestros abuelos. Aceptamos y cumplimos con todos los deberes de nuestros mandatarios incluidos los europeos. Aceptamos a esa prima que no conocemos y nos presentan a diario que es compartida con todos pero mantenida por los mas débiles. Aceptamos los elogios de quienes nos aplauden y animan a seguir en la misma dirección según ellos vamos por el buen camino.
Un camino que hace que cada dia aumenten las familias hacia los comedores sociales. que cada mes 500 familias pierdan sus viviendas. que cada año se cobre 500.000 parados mas. Lo ultimo que quiere cobrarse es el aumento de niños que padecen necesidades y conviven en las puertas del hambre.Esto es intolerable y mezquino mientras halla un solo sueldo millonario.
Todo esto demuestra la capacidad de tolerancia de los españoles porque si cumplimos con todos los deberes que nos imponen y nos da este resultado hay dos cosas. O son equivocados los deberes, ó son quienes nos los ponen "o son los dos"
Los ciudadanos tenemos que ser capaces de proponer proyectos que nos lleven por los camino de la solidaridad hacia un modelo social que logre un reparto mas justo del trabajo y la riqueza de nuestro país.
ver en este blog El PLAN TRABAJA un proyecto solidario
                                    Yo Camino ý tu
Publicar un comentario